25 formas simples de equilibrar tu mente, cuerpo y alma

Cuando pensamos en la salud, la dieta y el ejercicio suelen ser lo primero que se nos viene a la mente.  Sin embargo, la buena salud no se trata solo del cuerpo físico.  Nuestra mente y cuerpo están interconectados y se afectan enormemente.

Por ejemplo, una situación estresante que causa pensamientos negativos puede provocar dolor físico o enfermedad.  Es importante mantener un equilibrio saludable entre la mente, el cuerpo y el alma nutriendo todo tu ser, incluidas tus necesidades físicas, mentales, emocionales y espirituales.

Hay muchas cosas que puede hacer en su vida diaria para lograr el bienestar general.  Aquí hay 25 formas simples de comenzar a cultivar un equilibrio mente-cuerpo-alma.

1. Lee y aprende a menudo.  Tu educación no debería detenerse una vez que hayas salido de la escuela.  Abra su mente a nuevas posibilidades, creencias e intereses leyendo, tomando clases en línea, viendo documentales y asistiendo a talleres.

2. Medita regularmente.  La meditación mejora la memoria, la atención, el estado de ánimo, la función del sistema inmunitario, el sueño y la creatividad.  Todo lo que se necesita son unos minutos al día para comenzar a cosechar los beneficios.

3. Practica yoga.  El yoga es increíble para tu salud en general.  Le ayuda a desarrollar fuerza, coordinación y flexibilidad mientras calma su mente.  También abarca la conexión mente-cuerpo-alma.

4. Evite sentarse por largos períodos de tiempo.  Intenta pararte o moverte mientras trabajas, si es posible.  Estar sentado demasiado está relacionado con enfermedades cardíacas, diabetes y una vida útil más corta.

5. Haga al menos 15 minutos de ejercicio moderado a rápido cada día.  Vive cerca del trabajo?  Camina o monta tu bicicleta en días agradables.  El ejercicio es importante para la salud del corazón, la resistencia física y el estado de ánimo.

6. Pase tiempo afuera.  Es bueno practicar senderismo, paseos en bote, picnics, deportes al aire libre, buscar comida salvaje, acampar y mucho más!

7. Agregue más alimentos de origen vegetal a su dieta.  Comer muchas verduras y frutas puede ayudar a prevenir enfermedades crónicas.  Compre en el mercado de su agricultor local productos frescos de temporada.

8. Participe en una organización voluntaria o grupo de activismo.  Usa tu voz o tu talento para hacer algo bueno en el mundo.  Todos estamos conectados, y es increíble experimentar esa conexión cuando trabajamos hacia un objetivo común.

9. Alimenta tus pasiones.  Dedique un tiempo cada día para hacer lo que hace feliz a su alma.  Muchos de nosotros trabajamos tanto que olvidamos lo bien que se siente pintar, bailar, hacer música, escribir, cultivar un huerto o nadar.

10. Escucha música a menudo.  ¡Y canta o baila!

11. Se agradecido.  Tómese un tiempo cada día para escribir o pensar en las cosas por las que está agradecido, como familiares, amigos, mascotas, alimentos, refugio, salud o la belleza de la naturaleza.

12. Sé amable con todos.  ¡Esto te incluye a ti mismo!

13. Duerme lo suficiente todas las noches.  Y recuerda que nunca eres demasiado viejo para las siestas.

14. Desintoxica tu rutina de belleza.  Cambiar a productos naturales.

15. Saca limpiadores químicos fuertes de tu casa.  Compre productos de limpieza ecológicos o haga los suyos.

16. Encuentra una carrera que sea significativa para ti.  Persigue tus sueños, no las riquezas.

17. Deja ir las pequeñas cosas.  Si algo no es importante para el futuro, no dejes que te arruine hoy.

18. Disminuya la velocidad.  Un poco de descanso y relajación cuando estás acostumbrado a pasar mucho tiempo en movimiento puedes reponer tu mente y tu cuerpo.

19. Deja de complacer a las personas.  Hay una diferencia entre ser amable y ser un felpudo.  Si pasas demasiado tiempo preocupándote por lo que pensarán los demás, te perderás y terminarás sintiéndote miserable.

20. Elimina las principales fuentes de estrés de tu vida.  Esto incluye gastos innecesarios, desorden, un trabajo que odias o relaciones poco saludables.

21. Evita el chisme y el drama.  Juzgar a tus vecinos y compañeros de trabajo no te hace superior;  solo te hace difícil de confiar.

22. Ríete a menudo.  Si te tomas la vida en serio, te perderás muchos buenos momentos.

23. Viaja y aprende sobre otras culturas.  ¡Haz esto tanto como puedas!

24. Perdónate por tus errores pasados.  Aprende del pasado, pero no dejes que te destruya.

25. Opta por remedios naturales siempre que puedas.  Con la guía de un profesional de la salud integral, las hierbas, los alimentos adecuados y los aceites esenciales pueden ser muy curativos y tener menos efectos secundarios peligrosos que la mayoría de los productos farmacéuticos.

¿Cuál de estas sugerencias te entusiasma incorporar a tu vida diaria? Escríbenos y deja tus comentarios.

Fuente: Alex Howlett doyouyoga

A %d blogueros les gusta esto: