CONTACTO CON LA NATURALEZA HACE A LOS NIÑOS MÁS FELICES

Un nuevo estudio  dirigido por la Dra. Laura Berrera-Hernández y su equipo en el Instituto de Tecnología de Sonora (ITSON), ha demostrado por primera vez que la conexión con la naturaleza hace a los niños más felices debido a su tendencia a desempeñarse de manera sostenible y pro -comportamientos ecológicos.

A medida que el planeta se enfrenta a las crecientes amenazas de un clima más cálido, la deforestación y la extinción masiva de especies, la investigación centrada en las relaciones entre los humanos y la naturaleza es cada vez más urgente para encontrar soluciones a los problemas ambientales de hoy. Como las generaciones más jóvenes serán los futuros custodios del planeta, los investigadores están trabajando en cómo podemos promover comportamientos sostenibles y desarrollar el cuidado del medio ambiente en los niños. Los investigadores afirman que una desconexión con la naturaleza, denominada «trastorno por déficit de la naturaleza», puede contribuir a la destrucción del planeta, ya que es poco probable que la falta de un vínculo con el mundo natural provoque el deseo de protegerlo. 

Berrera-Hernández describe la «conexión con la naturaleza» como no solo apreciar la belleza de la naturaleza, sino también «ser conscientes de la interrelación y la dependencia entre nosotros y la naturaleza, apreciar todos los matices de la naturaleza y sentirnos parte de ella».

El estudio reclutó a 296 niños entre las edades de 9 y 12 años de una ciudad del noroeste de México. Todos los participantes recibieron una escala autoadministrada completada en la escuela para medir su conexión con la naturaleza, los comportamientos sostenibles (comportamiento proecológico, frugalidad, altruismo y equidad) y de felicidad. Esto incluía medir su acuerdo con las declaraciones sobre su conexión con la naturaleza, como «los humanos son parte del mundo natural» y las declaraciones sobre sus comportamientos sostenibles, como «separo las botellas vacías para reciclar».

Los investigadores encontraron que en los niños, sentirse conectados con la naturaleza tenía asociaciones positivas para las prácticas y comportamientos de sostenibilidad, y también condujo a que los niños informaran niveles más altos de felicidad percibida. Esto sugiere que los niños que se perciben más conectados con la naturaleza tienden a realizar comportamientos más sostenibles y, por lo tanto, también tienen mayores niveles de felicidad. Investigaciones previas sobre adultos habían sugerido una relación entre la conexión con la naturaleza y el desarrollo de comportamientos proambientales, y la felicidad derivada de estos.

A pesar de las limitaciones del estudio de solo evaluar a niños de la misma ciudad, los resultados proporcionan una idea del poder de la psicología positiva de la sostenibilidad en los niños. Profundizar la comprensión de las relaciones entre estas variables puede proporcionar información práctica sobre los beneficios psicológicos adicionales de promover comportamientos sostenibles en los niños.

Berrera-Hernández afirmó: «Los padres y los maestros deben promover que los niños tengan un contacto o exposición a la naturaleza más significativos, porque nuestros resultados indican que la exposición a la naturaleza está relacionada con su conexión y, a su vez, con comportamientos sostenibles y la felicidad».

El estudio tiene implicaciones fascinantes y prácticas para futuras investigaciones en psicología ambiental y sus aplicaciones en la educación e iniciativas basadas en la naturaleza, destacando los beneficios positivos tanto para el planeta como para el bienestar de los niños al alentar una mayor exposición y contacto con el mundo natural.

Fuente:Pleyadianos Mensajeros Cósmicos

A %d blogueros les gusta esto: