EPIDEMIA DESDE LA PERSPECTIVA DEL DR.HAMER

De acuerdo a las Leyes biológicas descubiertas por el Dr. Ryke Geerd Hamer, los virus no pueden contagiar a nadie, sencillamente porque, por un proceso ontológico de millones de años de evolución de las especies, los virus y demás bacterias y microbios, ya se encuentran de antemano en los seres vivos, por lo tanto nadie puede contagiar a nadie, simplemente son activados según la Cuarta Ley Biológica como un mecanismo de reparación del organismo.

Esto significa que cuando los síntomas aparecen es precisamente la fase de curación o vagotónica, el individuo muestra fiebre, dolor de cuerpo, etc porque se está sanando y los virus o microbios estan efectuando su trabajo de reparación, por eso la persona se encuentra en una especie de cuarentena y sólo necesita reposar, dormir, beber líquidos, sin ingerir medicamentos agresivos que sólo lograrían que el paciente regrese de la fase vagotónica a la fase simpaticotónica o fase activa de la enfermedad entrando en un estado crónico peligroso. Por lo cual lo mejor es tranquilizarse y sobre todo perder el miedo, pues el pánico es nuestro peor enemigo; como dice Hipócrates el padre de la medicina, «las fuerzas naturales que se encuentran dentro de nosotros son las que verdaderamente curan las enfermedades».

Estas enfermedades llamadas contagiosas, como toda enfermedad se activan por un DHS (Síndrome de Dirk Hamer) que se dispara al Cerebro-Psiquis-Cuerpo a partir de un impacto Traumático, inesperado y sin solución inmediata (lo que el Dr. Hamer llama Conflicto Biológico no resuelto). El el caso de el CORONAVIRUS el evento traumático pudo haber sido el Asco, Repugnancia y Mala Impresión que vivieron los sujetos ante un tal espectáculo de podredumbre y suciedad de carnes y animales, y la pandemia se empieza a propagar, no por los tales virus, sino por los traumas emocionales que son fuerzas energéticas que viajan y se propagan; y cualquier sujeto que entre en pánico es presa fácil de ser afectado, pues como ya se dijo, los virus y microbios que están presentes en todo organismo sólo necesitan ser activados para cumplir una función determinada; de allí la importancia de mantenerse serenos y calmados ante todo evento o espectáculo traumante, pues si no hay pánico no pasa nada.

Fuente: SanarteList

A %d blogueros les gusta esto: